TOMATES ROJOS SECOS

Abr 29, 2012 | Guarnición

Cada vez que voy a Venecia me gusta pasar un buen rato en el mercado que está al lado del Puente de Rialto. Una de las cosas que siempre suelo comprar para traerme a España son los tomates secos. Aquí también los encuentras, pero no tienen el mismo sabor.

Con esta receta quiero felicitar a Tere cuyo blog,
TERECETARIO, cumple su primer año de vida (y espero que sean muchos más).  
De esta forma participo en el concurso que ha organizado para celebrar dicho aniversario, cumpliendo con dos de las divertidas premisas que ha sugerido para las recetas: que tuvieran una «T» en el mombre, o que pusiéramos la «T» como fondo de las fotografías. Yo cumplo las dos. Por un lado mi receta empieza por «T» y, por otro, te he hecho una tu letra con washi tape. Espero que te guste. 

Y ahora, por fín la receta. Así es como me enseñó a preparar los tomates secos una amiga veneciana. La diferencia está en que ellos, antes de meterlos en aceite, los escaldan en una mezcla caliente de aceite y agua al 50% durante algunos minutos. Después se escurren y se secan un poco.
Luego se coge un bote en el que vayamos a dejarlos y se introducen los tomates. Se le añaden unos cuantos ajos pelado, orégano fresco y un chorretón de vinagre. Para terminar, se llena el tarro hasta arriba con aceite de oliva y se cierra. Conviene dejarlos reposar al menos tres días antes de consumirlos. Si se tiene la precaución de mantener siempre el aceite por encima del nivel de los tomates, la conserva durará mucho tiempo. Yo utilizo estos tomates constantemente. Os pongo un ejemplo:
Poner una rodaja bastante gorda de queso fresco de cabra en una artén antiadherente sin nada de aceite, y pasarla por los dos lados. (Si queréis información sobre el queso que suelo utilizar podéis consultar mi receta anterior del «Queso fresco a la planca con mojo verde». Después le he puesto los tomates (eliminando el acetie de conservación con un papel de cocina hasta que absorbe todo el exceso). Y, por último, le he añadido una hojas de albahaca finamente picadas y una gotas de un aceite de oliva en el que he dejado macerar también otra manojo de hojas de albahaca. Como podéis ver, un plato muy sano.

5 Comentarios

  1. luis díaz feria

    Qué lujo para la vista y el olfato el paseo por el mercado de Rialto!
    No sé que variedad de tomate utilizarán, pero de verdad que tiene un sabor muy particular. En esta receta le sacas un partido estupendo de una manera muy sencilla. Me gusta.

    Responder
  2. Tere

    Gracias guapa, no te preocupes, ya estas en la lista y gracias por esa letra tan bonita que me has preparado, gracias y mucha suerte, besos.

    Responder
  3. La Cuina Violeta

    Venecia, tomates secos, felicitaciones, …esta entrada tiene de todo y bien.
    Nani

    Responder
  4. Coses de Llàbiro

    En casa nos gustan mucho estos tomates, me guardo la receta con el queso.
    Besos y suerte en el concurso.

    Responder
  5. c

    Que delicia diste en el punto yo que queria una receta para aprender a combinar los tomates secos Gracias!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *